El zapato exclusivo de Caitlin Clark con Nike es un comienzo, pero necesitamos más

Caitlin Clark es literalmente un cometa cuyo talento galáctico ha captado la atención de los fanáticos, los medios y, más recientemente, empresas multimillonarias como Nike.

La compañía de ropa, que anteriormente tenía un acuerdo NIL con Clark, recientemente firmó a la selección general número 1 del Draft de la WNBA por un acuerdo de $ 28 millones que incluye un zapato exclusivo. Un acuerdo de patrocinio de ese tamaño dice que Clark vale la pena la inversión por la atención que atrae al baloncesto femenino y los ingresos que seguramente seguirán a su incipiente carrera en la WNBA.

Aún así, no pude evitar preguntarme: si Clark recibió un contrato tan grande antes de jugar un minuto de baloncesto profesional, ¿podría Nike alguna vez invertir esta cantidad de dinero en otras atletas femeninas? Sí, pero no como solemos pensar.

Cuando se trata de rastrear a los atletas «it», Nike tiene ese proceso bastante bueno. Se ha visto varias veces. incluso cuando se asoció con la estrella del baloncesto universitario, la leyenda de la WNBA, Sheryl Swoopes, en 1995 para lanzar Air Swoopes. Nike regresó a la WNBA con Lisa Leslie y su zapato característico, el Total Air 9, que costaba 140 dólares en 1998, y continuó con estrellas como Dawn Staley, Cynthia Cooper-Dyke, Chamique Holdsclaw y Diana Taurasi.

Como ocurre con cualquier tendencia, hay flujos y reflujos, y cuando Nike no vio suficiente retorno de la inversión con los zapatos exclusivos para mujeres, detuvo la producción hasta que una nueva ola de talento pudo convencerla de lo contrario. Entran Elena Delle Donne y Sabrina Ionescu. Delle Donne recibió un zapato exclusivo en 2022, y el actual especialista en triples del New York Liberty, Ionescu, en 2023, después de firmar un contrato con la marca por valor de 24 millones de dólares en 2020.

NUEVA YORK, NUEVA YORK – 15 DE OCTUBRE: Sabrina Ionescu # 20 Nike Shoes de New York Liberty durante el último cuarto contra Las Vegas Aces en el tercer juego de las Finales de la WNBA de 2023 en el Barclays Center el 15 de octubre de 2023. se encuentran en Barrio de Brooklyn de la ciudad de Nueva York. (Bruce Bennett/Getty Images)

Eso nos lleva a 2024, cuando (si no lo ha hecho ya) comenzará el trabajo de diseño de la firma de Caitlin Clark. ¿Qué hizo que Nike volviera a entrar en el mercado de marcas femeninas? Les dijo el marketing integrado.

No realmente. El lo hizo.

El marketing integrado es una estrategia que utilizan las empresas para combinar sus canales de marketing internos y externos para promocionar un producto (Caitlin Clark) al mismo tiempo y normalmente con un tipo de campaña (temporada de baloncesto universitario femenino). El beneficio inmediato que proporciona es que cuenta la misma historia central de la marca a través de todos los puntos de contacto posibles para el público objetivo de esa empresa.

Entonces, si el público descubre a Caitlin Clark con una transmisión en vivo de TikTok y luego, de repente, al visitar el sitio web de esa empresa, que contenía más vídeos y artículos adicionales sobre Caitlin y el feed, los espectadores, sin saberlo, serían parte de una experiencia de marca holística y dirigida. La empresa acaba de consolidar su mensaje y brindó a los espectadores la oportunidad de ver el mismo contenido y narración en diferentes formatos.

Cuando esas mismas audiencias informan de que este es el tipo de contenido que quieren consumir, se crea valor de mercado, seguido de un retorno real de la inversión. Fue allí donde Nike vio valor en su línea de negocio y decidió que era necesario crear otro zapato exclusivo.

Lo interesante es que el calibre del talento que Nike adquirió durante su pausa en la producción de calzado no disminuyó particularmente. Después de todo, Nike firmó un contrato con la dos veces campeona de la WNBA y dos veces MVP A’ja Wilson en 2018. Sin embargo, la gestión de Wilson puede ser diferente a la de sus compañeros de Nike, ya que estos últimos pueden beneficiarse de un ascenso inesperado. de marketing integrado.

1 de abril de 2024; Albany, Nueva York, Estados Unidos; La guardia de Iowa Hawkeyes, Caitlin Clark (22), es entrevistada después de derrotar a las LSU Lady Tigers en la final regional de Albany del Torneo de la NCAA 2024 en MVP Arena. (Gregory Fisher/USA TODAY Sports)

En pocas palabras, el crecimiento de la popularidad de la WNBA y del baloncesto universitario femenino se ha adaptado perfectamente a nuestra sociedad de «tenerlo al alcance de la mano», influenciada por las redes sociales en tiempo real. Si bien todavía es un misterio que Nike no haya firmado un acuerdo de calzado con Wilson o más atletas de baloncesto femenino, el rastro documental sugiere con creces que ahora es el momento de diversificarse e invertir, ya que Diario de negocios deportivos notas.

Caitlin Clark creó un momento histórico para el deporte, pero el deporte femenino es un movimiento. Nike tiene la oportunidad de expandir aún más el movimiento, comenzando con el resto de los atletas fenomenales de la clase Draft de la WNBA de 2024 e incluso pasando a la clase de 2025, liderada por Paige Bueckers, quien ya tiene un contrato NIL con la compañía.

Otra jugadora de Nike, Serena Williams, Amanda Davies e Issy Ronal dijeron recientemente a CNN que invertir en las mujeres conlleva una recompensa casi segura:

«No hay ningún (factor) de riesgo», dijo.

«Los deportes femeninos son apasionantes; las mujeres están emocionadas de mirar. ¿Cual es la diferencia? … Creo que más personas han visto el baloncesto femenino universitario que los hombres. Entonces creo que la gente entiende que es interesante verlo.

El mercado está listo; Tu movimiento, Nike.

(tagsToVerger) baloncesto universitario

Puede interesarte

La policía de Atlanta quiere identificar a 3 mujeres que, según dicen, robaron $1,400 en mercancía de la tienda Nike - WSB-TV Channel 2

La policía de Atlanta quiere identificar a 3 mujeres que, según dicen, robaron $1,400 en mercancía de la tienda Nike – WSB-TV Channel 2

ATLANTA – La policía de Atlanta quiere identificar a tres mujeres que, según dicen, robaron …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *